viernes, 31 de agosto de 2012

MARIA ANTONIETA ....



Las virtudes de una madres no se transmiten necesariamente a los hijos. Fue el caso de María Antonieta de Francia, en nada parecida a la mujer responsable y preparada que fue su madre, la emperatriz María Teresa de Austria. La frivolidad de la reina francesa, esposa de Luis XVI, ha pasado a la posteridad. Si bien puede haberla exagerado la leyenda negra nacida de la revolución lo cierto es que está justamente fundamentada. De la reina se cuenta que, en los primeros días revolucionarios, preguntó a sus damas el porqué de la protesta popular.

Una de ellas respondió:

- Majestad, el pueblo tiene hambre. Esas gentes ni siquiera tienen pan.
A lo que la reina, a medio camino entre la ingenuidad y la estulticia, contestó:

-¿No tienen pan? ¡Pues que coman pasteles!(Qu’ils mangent de la brioche)

Todos atribuyeron esta frase a Maria Antonieta, pero en realidad fue una dama de la corte quien la dijo,  o por lo menos eso se cree.

FELIZ FIN DE SEMANA A TODOS