jueves, 28 de diciembre de 2017

PECHUGA DE POLLO RELLENA CON SALSA DE ARANDANOS


Un menú diferente para terminar el año, pechugas rellenas de bacón y queso, acompañadas con salsa de arándanos. Tenéis dos opciones para hacer esta receta, comprar las pechugas ya rellenas y sujetas con cuerda especial para cocinar, o rellenarlas vosotros mismo. Si elegís la segunda opción, sólo tenéis que abrir la pechuga por la mitad, rellenarla de dos lonchas de queso y bacón troceado. Cerráis la pechuga y atáis con la cuerda.  Con una pechuga tenéis para cuatro personas, ya que tiene un peso de unos 650 gramos. 

 PECHUGA ASADA


2 pechugas rellenas
60 ml vino blanco
1 cucharada de cilantro picado
6 clavos aromáticos
2 ajos 
Miel
140 ml caldo de verduras

Lo primero que haremos será saltear en una sartén la pechuga con un poco de aceite de oliva, para dorarla por todos los lados. 

Encendemos el horno 200º. Untamos la pechuga con miel por todas partes. Horneamos durante 45 minutos, pasados 30 minutos, mezclamos el vino blanco, el ajo, el caldo, los clavos y el cilantro y bañamos la pechuga con esta mezcla, dejamos dentro del horno para que termine de hornearse. 

Recordad ir dando la vuelta a la pechuga para que se dore por todos sus lados. 








SALSA DE ARANDANOS


150 gr. arándanos secos 
160 ml. vino blanco
1 cucharada azúcar moreno
2 cebolletas rojas
Salsa sobrante del horneado

Echamos en el vaso de la thermomix el vino blanco, programamos 10 minutos, varoma, velocidad cuchara, para que se evapore el alcohol del vino.  Seguidamente añadimos los arándanos secos, dejando unos pocos para decorar, programamos 10 minutos, 90º, velocidad 1, para que los arándanos se hidraten, después añadimos el azúcar, la salsa del horneado anterior  y las cebolletas, y volvemos a programar 20 minutos, 100º, velocidad 1. Terminamos la salsa, triturando 30 segundos, velocidad progresiva de 5 a 10. 




Servimos las pechugas en rodajas, acompañas de la salsa de arándanos y pimientos de piquillo.