viernes, 2 de noviembre de 2012

PAN BLANCO DE ESPELTA CON SEMILLAS DE AMAPOLA



La harina de espelta tiene un mayor nivel de proteínas, minerales, vitaminas y oligoelementos.

Además de un buen nivel de proteínas también contiene los ocho aminoácidos esenciales. Esto es muy interesante para aquellas personas vegetarianas.
Su buen aporte de magnesio, hierro, fósforo, vitamina E, vitamina B y betacaroteno la hacen muy nutritiva.

La espelta nos aporta mucha fibra, siendo ideal, pues, para el estreñimiento, obesidad y cualquier problema causado por la falta de fibra.

También es muy rica en ácido silícico que es uno de los nutrientes más necesarios en nuestro organismo ya que forma parte de nuestros tejidos y órganos.




200 ml. agua
100 ml leche de soja
2 cucharadas de aceite de oliva
250 gr. harina de espelta
300 gr. harina de fuerza
1 cucharada de azúcar moreno
1 pizca de sal
25 gr. levadura fresca
2 cucharadas grandes de semillas de amapola

Echamos los ingredientes en la panificadora en el orden indicado arriba, las semillas se añadiran cuando la máquina lo avise. Programa 1, tostado intenso.