miércoles, 10 de abril de 2013

YOGUR DE GALLETAS

Aprovechando la yogurtera, esta semana he hecho dos de los yogures que más les gustan a mis hijas, después de hacer los yogures de coco, que han gustado una barbaridad, ahora he probado con los yogures de galletas. 

A mi, personalmente, los yogures de galletas que venden hechos, nunca me han gustado, no les encuentro ese sabor característico de la galleta con la leche, así que si puedo evitarlo, no soy yo quien se los come. Y como a mi hija pequeña le encantan, me decidí a hacerlos en la yogurtera. 

Hacer yogures con la yogureta es como un juego de niños, es tan fácil que cualquiera puede hacerlos. Lo dificil es conseguir que te queden del sabor y consistencia que uno desea. Para estos yogures yo quería conseguir tres cosas:
La primera, el sabor, quería que el yogur tuviera el mismo sabor que cuando comemos leche con galletas, os acordaís?La típica papilla de los niños, que todos hemos comido. 
La segunda, la consistencia, no quería me quedaran muy consistentes, pero tampoco demasiado líquidos.
La tercera, quería conseguir un yogur con unión, con un único sabor y con una única consistencia. Es decir, no quería que me quedaran por un lado las galletas, y por otro la crema. 

Y depués de toda esta charleta, os enseño la receta y los resultados, que se puede mejorar? Por supuesto, pero yo estoy contentísima, porque he logrado los tres propósitos que quería en este yogur.

Aseguraros que están buenísimos, que nos transportan a la niñez, cuando desayunábamos aquel tazón de leche llenito de galletas machacadas, emmmmmmm! Madre mía, qué bueno!


1 litro de leche desnatada
16 galletas
2 cucharadas de leche en polvo
1 yogur de galletas
1 cucharada de azúcar moreno

En primer lugar, ponemos la leche con el azúcar moreno, en una cazuela a calentar, añadimos las galletas troceadas, y removemos para que se disuelvan bien, dejamos al fuego unos minutos nada más, retiramos del fuego, y dejamos templar, cuando haya templado, pasamos por la batidora, para integrar bien las galletas en la leche. Dejamos enfriar.

Una vez frío, añadimos el yogur y la leche en polvo. Vertemos sobre los vasos de la yogurtera, y dejamos ocho horas en la yogurtera encendida, pasado ese tiempo los tapamos y metemos unas cuatro horas en el frigorífico.

Podeís usar cualquier tipo de galleta, además si os gusta con mucho sabor podeís añadir más galletas, yo le puse poca azúcar porque no los quería muy dulces, así que eso también podeís variar.