lunes, 28 de octubre de 2013

PASTEL DE CALABAZA CON PARMESANO

Falta unos días para Hallowen, y aunque aquí en Europa no está muy extendida la celebración de esta fiesta, no puede faltar en el blog, una receta típica de esas fechas, el pastel de calabaza es una receta tradicional americana, admite muchas variaciones, puede hacerse tanto dulce como salado, yo he optado por esta receta, ainsssss! Qué tenía unas ganas de probarla! Y está buenísima! Pero bueno, a mi es que me encantan este tipo de pasteles salados, hasta ahora mi favorito era el Pastel de puerro y gambas, que probé  por primera vez el día de mi Boda, hace ya unos cuántos de años, y que incluyo en mi dieta de vez en cuando.





Como ya sabeís, y puesto que tengo la panificadora, todas las masas las hago con ella, ahorrar tiempo y trabajo, aunque este tipo de masa, bien puede hacerse a mano, ya que se hace enseguida, y es poca cantidad. 

Para la masa:
240 gr. harina de espelta
100 gr. mantequilla
1 yema de huevo
Sal
6 cucharadas de agua fria

Ponemos en la cubeta de la panificadora el agua, la yema de huevo batida, la sal, la mantequilla y la harina, y ponemos el programa amasado,  durante 5 minutos, si veis que la masa necesita algo mas de agua, podeís añadirle cucharada por cucharada.  Cuando esté la masa consistente, sacamos de la panificadora,  hacemos una bola, y dejamos reposar una hora en el frigorifico.

Para el relleno:
800 gr. de calabaza en trozos
1 cebolla
Sal
Pimienta negra
Nuez moscada en polvo
200 ml nata ligera
2 huevos
50 gr. queso parmesano rallado
Perejil
Semillas de sésamo Ajonjoli
Aceite de oliva

Ponemos la calaba, la cebolla y la sal en una fuente de horno, bañamos con aceite de oliva, y horneamos durante unos 40 minutos a 190º con turbo.

Cuando esten las verduras frias, mezclamos con la batidora  el resto de ingredientes, formando una crema.

Cubrimos el molde, con la masa extendida, echamos la crema encima, y horneamos a 180º durante 40 minutos.

Decoramos con el perejil y las semillas de sésamo.











Como veís queda una textura super cremosa, combinada con la base crujiente, emmmmmmmmmm!Para chuparse los dedos!