lunes, 26 de enero de 2015

GOMINOLAS DE CITRICOS

Qué hacer para que los niños dejen de comer tanta chuches? Pués muy sencillo ... nada, es tarea imposible. Lo que si podemos hacer es que las chuches sean mucho más sanas que las que encontramos en las tiendas. Para ello, os dejo una receta, rápida y divertida, para hacer con niños, eso sí, hartaros de paciencia, porque yo la hice con mi hija de 10 años, y vamos, qué largo se le hice que se cuajará la gelatina! Impaciente! Qué se pensaba ella, que esto era hacer y comer!Jijiji

1 sobre de gelatina de limón
200 ml. de zumo de naranja
15 gr. de gelatina neutra
200 gr. azúcar

Ponemos todos los ingredientes en un cazo, a fuego lento, sin dejar de remover hasta que se haya disuelto todo, no debemos dejar que llegue a hervir.

Pincelamos un molde de silicona con aceite girasol, y vertemos la mezcla. Según se vaya enfriando, y solidificando, se forma una capa espumosa por encima, la retiramos con una espátula, y dejamos que se enfríe por completo.

Desmoldamos una vez frío, y cortamos en pedacitos, los cuales rebozaremos en azúcar.



No os parece una dulzura extrema para incarle el diente? Además con todo el sabor de las frutas. Y las propiedades de la gelatina, beneficiosa para personas que padezcan problemas digestivos, estimula la construcción muscular, y mejora la salud de las uñas, cabello y piel, debido a que está compuesta de colágeno.

Os animo a preparar esta receta, una chuche de vez en cuando alegra a cualquiera.