viernes, 2 de enero de 2015

ROLL DE YEMA TOSTADA


Si buscaís un postre, que sea rápido de preparar y con pocos ingredientes, este es vuestro postre, un brazo de gitano, relleno de mermelada de melocotón y nata, cubierto con yema tostada.

Es uno de los postres tradicionales que más se preparar en estas fechas navideñas, aunque ya sólo nos queda por celebrar el día de Reyes, y ese día se dedica uno a comer sólo Roscón de Reyes.

4 yemas
4 claras
1 cucharadita de vainilla en pasta
75 gr. azúcar
125 gr. harina
100 gr.nata montada
50 gr. mermelada de melocotón

Montamos las claras a punto de nieve y reservamos.

Mezclamos las yemas con el azúcar, hasta que doblen su volumen, añadimos la vainilla en pasta, sin dejar de batir añadimos la harina, una vez que estén todos los ingredientes bien incorporados en la masa, añadimos las claras a punto de nieve, y mezclamos con una espátula, con movimientos envolventes y lentos, para que la masa no baje, y conserve su volumen.

Cubrimos una bandeja de horno con papel de hornear. Echamos la masa anterior, y extendemos por toda la bandeja con la ayuda de una espátula, horneamos a 175º durante 15 minutos, calor arriba y abajo.

Sacamos la placa de bizcocho y con cuidado la enrollamos en una paño de cocina húmedo, retirando al mismo tiempo el papel de hornear.

Cuando el bizcocho esté frio, rellenamos con la mermelada de melocotón y encima de está la nata montada.

Para hacer la yema tostada:

3 yemas de huevo
100 gr. azúcar 
25 gr. azúcar moreno
100 ml. agua
25 gr. maicena
60 ml. leche
1 cucharadita de mantequilla

En una olla ponemos el azúcar y el agua, y preparamos un almibar, dejando hervir durante cinco minutos.
Batimos las yemas y añadimos la maicena, previamente diluida en la leche tibia, mezclmaos bien, y añadimos la mantequilla.  Vertemos sobre esta crema el almibar anterior, y lo ponemos a fuego medio hasta que espese, en cuanto empiece a espesar retiramos del fuego y dejamos entibiar.

Una vez esté tibio, echamos sobre el roll la crema de yema, espolvoreamos con el azúcar moreno, y caramelizamos con el soplete de cocina. Podeís darle un toque distinto a la yema, añadiendo al almibar un chorrito de licor, whisky o baileys.