jueves, 20 de agosto de 2015

PASTEL MEDITERRÁNEO




Vuelta de las vacaciones, y primer dulce en el blog, y es que nos encantan los bizcochos caseros, con ese sabor característico que cada uno le da a su gusto. Para este bizcocho he utilizado uno de los ingredientes indispensable en la dieta Mediterránea: Aceite de oliva virgen extra. Sé que a muchos de vosotros no os guste este sabor para un bizcocho, pero os lo recomiendo, os sorprenderá la suavidad y esponjosidad del bizcocho. 

El sabor fuerte del aceite de oliva se suaviza con la combinación de sabores de las almendras y el aroma de azahar. 

4 huevos
100 gr. azúcar moreno o panela
175 ml. aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de aroma de azahar
200 gr. harina reposteria
20 gr. levadura en polvo reposteria
80 gr. harina de almendras
1 cucharadita de canela en polvo

Thermomix

Ponemos en el vaso el azúcar y el aroma de azahar, pulverizados 5 seg/vel 10, añadimos los huevos programamos 5 min/37º/vel 4, en este tiempo habrán doblado su volumen, bajamos la temperatura a cero y la velocidad a 1, y añadimos el aceite de oliva despacio en forma de hilo flojo, una vez añadido mezclamos 2 min/vel 4. 

Tamizamos la harina, con la canela, la levadura y la harina de almendras, y la añadimos al vaso con la crema, mezclamos 3 min/vel 4.

Untamos el molde con mantequilla o spray desmoldante, echamos la masa del bizcocho y horneamos 160º durante 40 minutos, con calor arriba y abajo. 

Tradicional

Con la batidora o robot de cocina, mezclamos los huevos con le azúcar y el aroma de azahar, cuando hayan doblado su volumen, añadimos el aceite de oliva muy despacio sin dejar de batir, una vez tamizadas la harina de almendras, la harina reposteria, la canela y la levadura, añadimos estos ingredientes secos a la mezcla anterior, mezclamos todo hasta que se integren perfectamente todos los ingredientes.

Echamos la masa del bizcocho en el molde, previamente untado en mantequilla o spray desmoldante, horneamos a 160º con calor arriba y abajo, durante 40 minutos. 

* Recordad usar la técnica del paño húmedo alrededor del molde al hornear, así crecerá parejo.

El relleno y la cobertura del pastel es una mermelada de melocotón con jengibre casera, podeís utilizar la que más os guste. 







Una combinación de sabores ideal para una merienda o desayuno: melocotón, jengibre, azahar, almendras y aceite de oliva virgen extra, animaos a probarlo! y contadme si os ha gustado. 

Disfrutad de lo que queda de agosto y buen tiempo, que enseguida llega septiembre y la rutina diaria!