domingo, 11 de octubre de 2015

TARTA DE GALLETAS FRIA CON CHOCOLATE CALIENTE

Hoy os traigo un clásico de la respostería, una tarta de galletas, con crema pastelera, bañada en chocolate caliente,  Es una tarta que gusta a todos, tanto niños como mayores, con sabor a vainilla y chocolate. Además en muy rápida de preparar, económica y con ingredientes que todos tenemos en nuestra despensa. 

1 paquete de galletas cuadradas
1 litro de leche
4 huevos
50 gr. maicena
1 cucharada de azúcar avainillado
75 gr. azúcar
1/2 tableta de chocolate a la taza
250 ml. leche 

Thermomix

Ponemos el litro de leche, los huevos, azúcar avainillado,  la maicena y el azúcar en el vaso de la thermomix, Programamos 7 min/90º/vel 4. 

Colocamos una base de galletas en nuestro molde, bañamos las galletas en leche.  Cubrimos con crema pastelera, ponemos otra capa de galletas, y volvemos a cubrir con la crema pastelera ... así hasta llenar el molde. 

Cubrimos con papel de film transparente, y llevamos al frigorífico hasta el día siguiente.

Antes de consumir preparamos el chocolate caliente. 

Ponemos el chocolate en el vaso, y troceamos 10 seg/ vel progresiva  de 5 a 10. Añadimos la leche y programamos 10 min/90º/vel 3.  Para terminar, programamos 20 seg/vel 4. 

Antes de servir, bañamos la tarta fría con el chocolate. 

Tradicional

Preparamos la crema pastelera expres, en un bol apto para microondas echamos los ingredientes, la leche, los huevos, las dos clases de azúcar, la maicena,  mezclamos todo y metemos en el microondas, durante 2 minutos, pasado ese tiempo sacamos y removemos, volvemos a meter en el microondas en tandas de 30 segundos hasta que la crema haya espesado lo suficiente, pero no demasiado. 

Montamos la tarta, colocando una base de galletas que cubrimos con la crema pastelera, otra capa de galletas que cubrimos con la crema pasteleras, así hasta completar el molde. Reservamos en el frigorífico hasta la hora de servir. 

En una olla pequeña, echamos la leche y el chocolate troceado, sin dejar de remover llebamos a ebullición hasta que el chocolate se disuelva y la crema de chocolate comience a espesar. 

Sacamos la tarta del frigorífico y bañamos con el chocolate caliente. justo antes de servir. 






Una tarta apta para todos los públicos,  con efecto frío y calor, además el chocolate le da un gusto increíble.