domingo, 27 de marzo de 2016

MERMELADA DE FRESA Y GROSELLAS CON SEMILLAS DE CHIA

Si me preguntasen: Qué no falta nunca en tu despensa? Sin duda alguna, serían las mermeladas caseras, me encantan hacer mis propias mermeladas, poder reducir la cantidad de azúcar, combinar las frutas que yo quiera, y poder añadir nutrientes extras, como en la mermelada que hoy os traigo. 

1 kilo de fresas
250 gr. grosellas
3 cucharadas de semillas de chía
300 gr. azúcar moreno o panela
2 sobres de agar agar

Thermomix

Thermomix 

Se  lavan y secan las fresas.  Se introducen todos los ingredientes en la thermomix, menos el agar agar y las semillas de chía, se trocea  10 segundos vel 5-7.

A continuación se programa 35 min/varoma/vel 1, a continuación se añaden las semillas de chía,  sin cubilete,  añadimos el sobre de agar agar, programamos 10 min/varoma/vel 1.

Conservamos en tarros de cristal esterilizados. También podéis hervir los tarros y tapas, y una vez que llenéis  con la mermelada, colocáis boca a bajo, y dejáis enfriar. 

Tradicional 

Ponemos las fresas limpias y troceadas junto con el azúcar. Dejamos que empiece a hervir y bajamos el fuego,  añadimos el agar agar . Esperamos que reduzca una tercera parte. Este proceso puede durar una hora aproximadamente. Dejamos enfriar y llenamos los tarros esterilizados. 








Las semillas de chía aportan una textura más gelatinosa a la mermelada, lo cual la hace mucho más rica al paladar.  Y las grosellas aportan mucho color, y un toque ácido a la mermelada, lo cual, ayuda a reducir el sabor dulzón.