martes, 12 de abril de 2016

PASTEL DE ARROZ BAÑADO CON CARAMELO AL BAYLIS

La base de una buena receta es seguir siempre las recetas tradicionales, pero con un extra, innovar, esto me ocurre a mi con el tradicional pastel de arroz, un postre típico vasco, que ya habeís visto más veces en mi blog, y una vez más os traigo la misma receta pero con un toque dulzón, bañado en caramelo casero, un manjar de dioses, 

Además, en esta receta he eliminado el azúcar refinado, lo he sustituido por dos cucharadas de leche condensada, que le da el toque dulce a la crema. He utilizado leche de soja, que  aporta un sabor almendrado al pastel. 

Además, lo servimos con un sirope de caramelo al baylis, apto para todos los públicos, ya que se reduce en la cocción el alcohol de  licor.

Vamos con la receta.

100  gr.  mantequilla vegetal
4 huevos
2 cucharadas de leche condensada
650 ml.  leche de soja
1 lámina de hojaldre
150 gr. harina de arroz
50  gr. harina de trigo

Mezclamos la leche de soja, con la leche condensada y la mantequilla en pomada, semiderretida, posteriormente añadimos los huevos, sin dejar de batir, por último añadimos las dos harinas, previamente tamizadas, mezclamos bien, con la batidora, yo utilizo la thermomix o el robot de cocina, dependido la prisa que tenga en ese momento, 

Cubrimos un molde con el papel de hornear, colocamos la lámina de hojaldre, pinchamos con un tenedor, para que no se hinche, echamos la crema, y horneamos a 180º durante 45 minutos, aproximadamente, lo mejor es estar pendiente del cuajado, ya que cada horno es un mundo, pasados los 30 minutos, es  mejor no perder de vista el pastel, ya que si os pasais de cocción, no quedará jugoso. 

Mientras tanto preparamos el caramelo casero. 


125 gr. azúcar
1/2 vaso de agua
25 ml baylis

En una sartén  echamos el azúcar, y ponemos a calentar. 

En un vaso mezclamos el agua, con el baylis, lo añadimos a la olla con el azúcar, moviendo la sartén para que se deshaga el azúcar. Cuando adquiera un tono dorado retiramos, y bañamos el pastel de arroz con el caramelo líquido. 








Un postre que no deja indiferente a nadie, os gustará seguro si o si.