jueves, 19 de mayo de 2016

CUPCAKES DE REMOLACHA CON CHOCOLATE Y CREMA DE MASCARPONE

Esta receta os sorprenderá seguro, no solo por su sabor, sino por su ingrediente estrella, la remolacha. No es la primera vez que utilizo verdura en un postre, anteriormente ya utilicé el calabacín para preparar unos jugosos cupcakes. 

La remolacha no solo aporta sabor y  color, también  aporta propiedades alimentarias, ya que es rica en hierro, tiene un alto poder anticancerígeno y propiedades rejuvenecedoras.  Es una hortaliza rica en azúcar,  que es mucho más saludable que el azúcar de caña, también contienen almidón. 

1 remolacha cocida
175 gr. harina de arroz
3 huevos
100 gr. azúcar moscavado
1 sobre de levadura en polvo 
1 cucharadita de aroma de vainilla
80 ml. aceite oliva 
50 gr. cacao en polvo 
100 ml. leche semidesnatada

Trituramos la remolacha junto con el aceite y la leche. Reservamos.

En el robot de cocina, o con batidora de varilla, batimos los huevos con el azúcar y el aroma de vainilla,  hasta que doblen su volumen. Agregamos la harina, previamente tamizada con la levadura y el cacao. Por último, añadimos la crema de remolacha reservada anteriormente, 

Preparamos las cápsulas, las cuales llenamos hasta un poco más de la mitad, horneamos a 160º, calor arriba y abajo, durante 15 minutos aproximadamente.

Si elimináis el cacao en esta receta, y lo sustituis por la misma cantidad de harina, os saldrán unos cupcakes red velvet, rojos rojos, gracias al colorante que aporta la remolacha. 

Para preparar el frosting de chocolate:

250 ml nata vegetal
50 gr. cacao en polvo 

Montamos la nata junto con el caco en polvo, hasta lograr una consistencia firme. 

Cubrimos los cupcakes, una vez fríos, con el frosting de cacao. 

Para preparar el frosting de mascarpone:

250 ml. nata vegetal
200 gr. queso mascarpone
50 gr. azúcar glas

Montamos la nata junto con el azúcar glas y el queso mascarpone, hasta obtener una consistencia firme.

Decoramos los cupcakes con la crema de mascarpone, haciendo formas bonitas con la manga pastelera. Para terminar de decorar, bañamos con sirope de caramelo, dejando caer sobre el cupcakes finos hilos de caramelo, por último espolvoreamos con pupurína comestibles dorada. 







Sandwich de cupcakes, la mejor manera de comerse un cupcake, hacer un sandwich con la base, así logramos fundir todos los sabores en nuestra boca cuando lo mordemos.