domingo, 13 de enero de 2013

PASTEL DE CAFE CON LECHE


Hacía mucho tiempo que me rondaba en la cabeza hacer este pastel, yo no soy muy adicta al café, de hecho, sólo lo tomo en el trabajo, o cuando salgo con las amigas, en casa, a penas encendemos la cafetera, somos más de cacao en polvo, o capuccino espumoso o un chocolate bien calentito.  Las raras veces que tomamos café siempre lo tomamos con un chorrito de leche condensada ... así que se me ocurrió, y por qué no mezclar los dos ingredientes en un pastel, y el resultado aquí lo teneís, un pastel con un sabor único a café con leche condensada, buenísimo!


Bizcocho de leche condensada
400 ml de leche condensada
4 huevos
50 gr. de mantequilla
160 gr. de harina con levadura

Hechamos la leche condensada en un bol, y vamos añadiendo los huevos uno a uno, batiendo bien. Derretimos la mantequilla en el microhondas, y la añadimos a la mezcla, batimos y después añadimos poco a poco la harina tamizada. Vertemos en un molde, y horneamos a 160º durante 40 minutos.

Crema de café
250 ml. de leche desnatada
1 vaso de café solo
1 yema de huevo
75 gr. de harina (yo uso maicena para las cremas) 
50 gr. de azúcar

Calentamos la leche y el café fuego suave, mientras batimos la yema de huevo con el azúcar, añadimos un chorrito de la leche tibia, y añadimos la harina, batimos bien la mezcla para eliminar los grumos. Cuanto esté la crema homogénea, sin grumos, la añadimos a la leche calentando a fuego suave. Sin dejar de remover, hervimos la mezcla hasta que empiece a cuajar, entonces retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Cubrimos el bizcocho de leche condensada, ya frío,  con la crema de café, y espolvoreamos con canela en polvo.