miércoles, 2 de octubre de 2013

CUAJADA DE LECHE DE OVEJA

Por fin! He ganado la batalla al ordenador, que me ha tenido alejada de  la página sin poder publicar nada,  se había estropeado y he podido recuperarlo, volviendome loca! Si es que el pobre ya no da más de si, diez años funcionando ... y ya está pidiendo que le reemplacen!  Bueno, vamos con la receta, que es bien sencilla.

La cuajada es uno de los postres lácteos más ricos que he probado, típico de Navarra y País Vasco, se optiene a base de la coagulación natural o provocada de la leche fresca, se pude hacer tanto con leche de vaca, como de cabra o de oveja, yo he utlizado leche de oveja fresca.

Aporta gran cantidad de nutrientes:
Vitamina A y D
Hidratos de Carbono
Calcio
Proteinas


1 litro de leche de oveja
Cuajo

Calentamos la leche sin llegar a hervir, hasta los 50 grados, más o menos hasta que empiece a humear, retiramos del fuego, echamos en los vasos sobre 4 ó 6 gotas de cuajo, yo eché seis porque mis vasos eran más grandes que los vasos de barro, típicos para cuajada, echamos la leche sin remover y dejamos cuajar.

Depende del cuajo que useis, la leche deberá estar más caliente o menos caliente, teneís que fijaros en el botecito del cuajo, allí, viene indicado la temperatura idónea que tiene que tener la leche.

Puede tomarse con miel o azúcar, o simplemente tal cual, sin nada de nada, como a mi me gusta.