domingo, 19 de enero de 2014

LEMON PIE

Hoy os traigo una receta tradicional americana y británica, del siglo XIX. 

Si habeis visto la película " La camarera", habréis visto estos ricos pasteles de limón durante todo el film. Yo me pase toda la película pensando: quiero un trozo, quiero un trozo .... Y si no, seguro que los habréis visto en los dibujos animados de Disney, cuando la abuelita saca a la repisa de la ventana un pastel para que se enfríe ... Y piensas otra vez en comerte un trozo de pastel! Así que aunque no lo había hecho nunca anteriormente, he decidido quitarme el antojo! y os puedo asegurar que es una receta muy fácil de hacer y con muy pocos ingredientes.

El LEMON PIE es un pastel de limón, también llamado pie de limón o tarta de limón, es un pastel formado por una base de masa dulce que encima lleva una capa de crema de limón y otra de merengue.

Yo he seguido la receta tradicional, pero cambiando algunas cosillas, como la crema de limón, yo he utilizado mi ya favorita y consagrada LEMON CURD, y la base de masa quebrada la he abizcochado un poco añadiendo levadura a la masa. 



Base quebrada:

1 huevo
100 gr. azúcar 
180 gr. harina
1/2 cucharadita de levadura en polvo 
120 gr. mantequilla 
Ralladura de un limón

Tamizamos la harina con la levadura y el azúcar. Añadimos la mantequilla, ralladura de Limón y el huevo, y mezclamos todo bien para que se integren bien los ingredientes, amasamos un poco y dejamos reposar la masa durante una hora.

Mientras tanto preparamos el LEMON CURD:

4 huevos
150 gr. azúcar 
100 gr. mantequilla
Zumo de dos limones

En un cazo al baño maría, ponemos la mantequilla, el zumo y el azúcar, y dejamos calentar hasta que se disuelva el azúcar. En un bol, aparte, batimos los huevos, a los que añadimos la crema anterior caliente, ponemos todo de nuevo al fuego bajo sin dejar de remover, hasta que la crema empiece a cuajar, retiramos y dejamos templar. 

Cubrimos  el molde con la masa quebrada, pinchamos con un tenedor, Programamos el horno a 170 grados y horneamos 15 minutos. 

Pasado ese tiempo, sacamos, rellenamos con el Lemon curd y volvemos a meter en el horno durante 25 minutos más.

Mientras, preparamos el merengue:

4 claras de huevo
Pizca de sal
5 gotas de vinagre blanco
100 gr. azúcar

Montamos las claras a punto de nueve con la sal y el vinagre, cuando empiecen a endurecer añadimos el azúcar poco a poco, y seguimos montando hasta conseguir un merengue durito. 

Sacamos el pastel del horno, pasado el tiempo, y cubrimos con el merengue formando picos, volvemos a meter en el horno tres minutos para dorar el merengue, esto le dará un toque crujiente y sabor caramelizado.





Como podeñis apreciar en las fotos, yo añadí a la crema de limón, semillas de amapola, pero eso es opcional.

Una tarta riquisima, con varias texturas y con el sabor predominante del limón. Para repetir en cualquier ocasión.