domingo, 1 de junio de 2014

TARTA SAINT HONORE

La tarta Saint Honore es un postre típico de Francia, formada por una base de hojaldre o masa quebrada, cubierta con crema pastelera, profiteroles y caramelo. Debe su nombre a San Honorato, obispo de Amiens en el siglo VI, actual patrón de los panadero  y pasteleros. Fue en el año 1846, cuando el pastelero Fuvel Chiboust, que tenía su obrador en la calle Saint Honoré en Paris, creó un postre que se compone de bollos de pasta choux caramelizados y apilados encima uno de otro con una delicada crema batida, geltina y claras de huevo batidas, y así se creó este rico pastel Sanint Honoré


1 lámina de hojaldre
1/2 kilo de profiteroles rellenos de nata
250 ml. nata vegetal
Crema pastelera

Aunque a simple  vista, parezca una receta difícil, no lo es, todo lo contrario, se compone de varias partes, que podemos hacer el día antes. Por ejemplo, los profiteroles y la crema pastelera, se preparan el día anterior ya que es lo más trabajoso de hacer.

La receta de los profiteroles la teneís en el siguiente enlace http://wwwreposteriabego.blogspot.com.es/2012/06/profiteroles-de-fresa.html, esta receta fue una de las primeras que publiqué cuando comencé el blog, unicamente debeís de doblar las cantidades, ya que para esta tarta se necesitan más profiteroles.

Ahora toca hacer la crema pastelera mientras se enfrían los profiteroles. Para ello, os dejo el enlace de la receta express en microondas, que ya hemos utilizados más veces en otras recetas http://wwwreposteriabego.blogspot.com.es/2014/05/cupcakes-de-chocolate-y-creme-brulee.html

El siguiente paso es montar la nata, muy firme, yo no le añado aroma ni azúcar, ya que la nata vegetal ya contiene un poco de sabor. Una vez montada, reservamos en el frigorifico.

Ahora vamos con el horneado del hojaldre. Colocamos el hojaldre sobre el papel vegetal y cortamos un circulo, yo lo hice con la medida de la base de un molde de 20 cm, el hojaldre restante lo utilizamos para hacer tiras, y colocamos en el borde del hojaldre cortado. Horneamos a 200º durante treinta minutos.

Mientras preparamos el caramelo:

250 gr. azúcar
75 ml. agua
Zumo de medio limón

Ponemos todos los ingredientes en un cazo a calentar, hasta que empiece a coger color oscuro, cuando comprobemos que se endurece ya lo tenemos listo, podeís comprobarlo con un tenedor cogiendo unas gotas echándolo sobre un platillo.

Una vez frio el hojaldre, cubrimos con una capa de crema pastelera, colocamos por todo el borde profiteroles bañando la base de estos con el caramelo, en el centro de estos rellenamos con la nata montada y fria. Cubrimo toda la tarta con profiteroles, y bañamos con caramelo al gusto, yo combiné caramelo y sirope de chocolate. 










Esta tarta queda preciosa si la hacemos alta, con varios pisos de profiteroles, pero como nosotros sólo éramos seis, la hice más pequeña ... qué luego hay que comer todo!