jueves, 17 de julio de 2014

BRIOCHE DE VAINILLA CON NUECES DE MACADAMIA CARAMELIZADAS

Os presento a la Masa Madre, de todas las madres! Hace unas cuantas semanas vino mi hermana a visitarnos y me trajo Masa Madre en un bote, una comodidad tener esta masa en el frigorífico, sólo hay que refrescarlas cada semana, con dos cucharadas de agua y dos cucharadas de harina de fuerza. Hasta ahora, no la había utilizado, es decir, la estreno en esta receta de Brioche.

Diferencia entre un brioche con masa madre y un un brioche sin, pués la esponjosidad, mucho más esponjoso, y otra ventaja, es que se mantiene fresco más tiempo.

100 gr. Masa Madre
100 gr. harina reposteria
175 gr. harina de fuerza
45 gr. mantequilla
1 huevo 
1 sobre de levadura panaderia en polvo
100 ml. leche tibia
Una pizca de sal
50 gr. azúcar moreno
2 cucharadas de aroma de vainilla
100 gr. nueces de macadamia
3 cucharadas de agua
50 gr. de azúcar moreno

Como la masa madre la conservamos en el frigorifico, debemos sacarla unas horas antes, para que esté a temperatura ambiente. Yo hago una bola con ella, y la dejo reposar en un bol mientras preparo los demás ingredientes.

Lo primero que haremos será caramelizar las nueces, para ello ponemos en una olla a calentar, el agua con los 50 gramos de azúcar moreno. Partimos en trozos las nueces y las añadimos al almibar, y dejamos a fuego bajo hasta que empiece a tener color dorado. Retiramos del fuego, y echamos la mezcla sobre papel de hornear. Dejamos enfriar.

Empezamos a preparar el brioche, para ello, mezclamos la leche tibia con la levadura. Por otro lado, en un bol, mezclamos las harinas con el azúcar, la sal, la vainilla y el huevo. Vamos añadiendo la mezcla de leche y levadura. Cuando esté todo integrado, añadimo la masa madre y amasamos de nuevo. Por último, echamos la mantequilla en trozos, y seguimos amasando hasta conseguir una masa lisa.  Dependiendo del tipo de harina que useís, a lo mejor necesitareis añadir un par de cucharadas más.

Hacemos una bola con la masa, y la dejamos levar hasta que doble su volumen, durante unas horas, la mía dobló su volumen a las dos horas y media.

Desgasificamos y estiramos la masa con el rodillo. Trituramos las nueces caramelizadas y las echamos sobre la masa, enrollamos y metemos en un molde rectangular, previamente untado con mantequilla.

Horneamos a 160º durante 25 minutos. 








Fundimos chocolate blanco para cubrir el brioche.




Las nueces de macadamia combinadas con la vainilla y el chocolate blanco son un lujo de sabor. Riquisimas. Además, podeís añadirlas a cualquier postre ... yo ya me las imagino en un helado, emmmm!