miércoles, 16 de julio de 2014

CREMA DE GALLETAS

Una nuevo post, una nueva receta. Aunque con retraso, por fin puedo publicar las recetas de esta semana. Ya no tengo paciencia para manejar mi ordenador, cada vez es más lento. 

Para mi, uno de los sabores característicos de nuestro infancia, sin duda alguna, son las galletas. Anda, que no nos hemos comido tazones, y tazones de leche con galletas. Quien no recuerda, ese tazón tan grande que casi, y sin exagerar, se llenaba de medio litro de leche, como poco,  el cual, se acompañaba de media docena de galletas, ya sea metidas en la leche, o comiéndolas de de dos en dos. Un desayuno que queda para el recuerdo, porque hoy en día, acompañamos la leche, si es que se toma, porque muchas veces la sustituimos por una infusión, con unos cereales de avena o una rebanada de pan. De cualquier manera, el desayuno es la comida más importante del día, así que, de vez en cuando, habrá que permitirse tomar unas cuantas galletas.

250 ml nata 0% grasa
250 ml leche desnatada
8 galletas
1 cucharada de azúcar moreno
2 cucharadas de maizena

Trituramos las galletas y las mezclamos en la batidora, con la leche, la nata y el azúcar. Ponemos esta crema al fuego, y cuando empiece a calentarse añadimos la maizena. Sin dejar de remover, la dejamos al fuego hasta que empiece a espesar.

Cuando esté espesa, retiramos del fuego, y echamos en los vasos. Dejamos enfriar. 

Podeís servirlas con canela o con una galleta.






Un postre sencillo y rico, podriamos decir que son natillas de galletas, ya que tiene la misma textura. Si en vez de maizena, añadís gelatina, os quedaría con textura de flan.