lunes, 29 de diciembre de 2014

ROLL DE PIÑA NAVIDEÑO

Navidad, Navidad, vamos a dar un aire navideño al blog, con recetas navideñas. Depués de pasar la Nochebuena y Navidad rodeada de comida, dulces y licores ... y antes de Nochevieja y Año Nuevo, dediquemos los días intermedios para hacer una comida ligera.

Cómo por falta de tiempo, y por averia en mi ordenador,  no pude publicar las recetas de Navidad antes, las publico esta semanita. Y es que estas fechas, son una locura, las compras, las niñas en casa ... las niñas que quieren ir al Parque infantil de Navidad, que quieren ir a patinar a la pista de hielo ... no hay un sólo día en que no salgamos a algún sitio, menos mal que por lo menos la semanita de Navidad hizo buen tiempo, porque esta semana, los dos grados que tenemos en la calle son para sentarse en el sofá con un buen chocolate caliente y unos churros, ups! Cosa que hicimos el Domingo, como en casa en ningún sitio!

Vamos con la receta, un brazo de gitano compuesto de un bizcocho de zanahoria y mandarina, relleno de mermelada de piña y nata montada. 

4 huevos
100 gr. harina
200 gr. azúcar moreno
500 gr. zanahorias
2 mandarinas ralladas
Mermelada de piña
200 ml nata vegetal
50 gr. azúcar 

Lo primero que haremos será un puré de zanahorias, cociéndolas y triturándolas, escurriendo bien el agua para que nos quede un puré espesito.

Mezclamos las yemas de huevo con el azúcar, hasta que doble su volumen, añadimos el puré de zanahorias y mezclamos con una espátula, a mano, para que no se baje la esponjosidad de la mezcla. Añadimos la harina y las mandarinas ralladas, y volvemos a mezclar con la espátula suavemente.

Montamos las claras a punto de nieve, y añadimos a la mezcla, integrándolas bien con la espátula, con movimientos suaves.

Horneamos sobre una bandeja cubierta con papel de hornear, a 170º durante 15 minutos, con calor arriba y abajo.

Ponemos la mermelada de piña en un cazo con medio vaso de agua, y llevamos a ebullición, removemos y dejamos enfriar.

Montamos la nata con un par de cucharadas de azúcar.

Sacamos el bizcocho y lo enrollamos en un paño húmedo, enrollándolo con el mismo. Dejamos enfriar.

Extendemos el bizcocho una vez frio, cubrimos con la crema de piña, y con la nata, enrollamos con cuidado, espolvoreamos azúcar glass y cacao.




Podemos decorar con fondant, yo hice unas hojas verdes y unas bolitas rojas,