martes, 10 de febrero de 2015

PAN DE YOGUR ESPECIADO


Atención a todos los que tengais panificadora, que vamos a sacarle mucho partido, con esta receta de pan de yogur especiado,  Si no teneís panificadora, no importa, podeís amasar a mano. 

Me encanta conocer nuevos sabores, sobre todo en panes para el desayuno.  Hace poco, estuve por el Lidl, uno de mis supermercados habituales, ya que muchos de sus productos son internacionales, y me encontré con una cajita de cuatro especias para Gin Tonic: Bayas de Enebro, Pimienta Sichuan, Cardamomo y Pimienta Rosa. Yo no bebo alcohol, salvo en determinadas ocasiones, pero me llevé una caja para probar estas especias en mis postres, salvo el cardamomo que ya lo había probado, el resto no. 

La pimienta rosa, originaria de Brasil, es un pequeño fruto de color rosado, aportado un sabor dulce afrutado pero ligeramente ácido. Se usa en la cocina como condimento en pequeñas dosis para: ensaladas, cremas, pastas, verdura aromatizar aceite y en reposteria muy recomendable utilizar con chocolate negro. 


El Cardamomo es un grano del cual se consumes las semillas,  muy utilizado en reposteria, o en cocina, en arroces, sopas, salsas, aderezos ... aporta un sabor ligeramente picante. 



120 ml. leche
1 sobre de levadura seca panadería
200 gr. yogur griego
1 huevo
60 gr. mantequilla
Pizca de sal(opcional)
500 gr. harina de fuerza
25 gr. azúcar
1 cucharada de azúcar invertido
Ralladura de una mandarina
1 cucharadita de pimienta rosa
10 semillas de cardamomo

Programamos la panificadora en el número 8, pan de leche, tostado medio, peso 1.000 gr..

Deshacemos la levadura en la leche tibia, y echamos en la cubeta de la panificadora, añadimos el yogur, el azúcar invertido, el huevo batido, la mantequilla y la pizca de sal.

Añadimos la harina, el azúcar y la ralladura de mandarina.

Dejamos que la máquina trabaje por nosotros, haciendo el amasado, levado y horneado. Cuando la máquina avise, añadiremos las especias.

* Podeis hacer esta receta de forma tradicional, sin panificadora, haciendo un volcán con la harina, diluimos la levadura en la leche y echamos sobre el volcán, añadimos el resto de ingredientes, y mezclamos todo bien, amasando con las manos, os llevará un tiempo el amasado manual.  Formaís una bola y dejaís hasta que doble su volumen. Pasado ese tiempo, desgasificaís, y daís forma al pan, dejaís levar de nuevo, y finalmente horneaís, a 180º durante una hora aproximadamente, hasta que esté dorado. 







La dos especias que hemos usado le da un sabor afrutado al pan, y si ya lo tomaís con mermelada de naranja y jengibre, riquísimo!