miércoles, 11 de marzo de 2015

TARTA FERROVIARIA

Semana de tarta decorada, una tarta especial para un niño con alergias alimentarias. Por ello, esta tarta, no incluye ni huevos, ni leche de vaca. Para hacer una tarta de este tipo, contamos con muchos productos en el mercado especial para determinadas alergías: leches vegetales, yogures vegetales, crema de soja, chocolate sin alérgenos ... todo ellos lo podeís encontrar en muchos supermercados, excepto la nata vegetal sin alérgenos,  yo utilizo la marca Sure Whip, que está hecha con base de soja, además es dulce y no necesita añadir azúcar, y puede utilizarse  para ganache, rellenos ...., podeís encontrarla en tiendas de reposteria. 

Bizcocho

1 yogur de soja
2 medidas de yogur de azúcar
1 medida de yogur de leche de soja
1 medida de yogur de aceite girasol
3 medidas de yogur de harina sin gluten
1 sobre de levadura en polvo (sin trazas)

Mezclamos todos los ingredientes en la batidora, hasta que la mezcla blanquee, y haya aumentado de volumen.

Echamos en un molde de 20 cm., y horneamos a 180º durante 40 minutos, recordad utilizar un paño húmedo alrededor del molde, para que así el bizcocho nos crezca liso y sin deformaciones.

Yo hice dos bizcochos con estas medidas.

Relleno

500 ml. Crema Sure Ship sin alérgenos
150 gr. chocolate en polvo puro Nestle (sin leche, sin trazas, sin proteina de leche y sin gluten)

Montamos la crema y el chocolate en polvo con la batidora, dejamos reposar en el frigorifico durante 30 minutos y rellenamos la tarta, previamente bañamos los bizcochos con almibar de naranja.

Para la decoración he utilizado fondant sin  alérgenos Masycukier, no contiene gluten, ni lactosa, ni proteina de leche, ni huevo, ni frutos secos, ni marisco, ni pescado, ni apio, colorante azoicos.  Otra característica de este fondant es que contiene menos azúcar, y se deshace en la boca. Podeís encontrarlo en tiendas de repostería. 









Como veís, no es tan difícil encontrar los productos adecuados, todo sea porque todo niño tenga una tarta especial para su cumple, por cierto, Zorionak Oier!