martes, 14 de julio de 2015

TARTA FROZEN II

Segunda tarta de frozen que hago, con oblea y decorada en fondant, el interior es un bizcocho de yogur en tres capas, bañado en almibar de vainilla, relleno de mermelada de piña y mango con frosting de nata. 




1 yogur natural
2 medida de yogur de azúcar
1 medida de yogur de aceite girasol
4 medidas de yogur de harina con levadura
4 huevos

500 ml. nata vegetal
Mermelada piña y mango
Almibar de vainilla

Lo primero es mezclar los ingredientes líquidos: huevos, yogur, aceite, mezclamos con la batidor a de varillas, añadimos el azúcar, y volvemos a mezclar, por último añadimos la harina y mezclamos de nuevos para que se integre bien en la mezcla. 

Echamos en el molde, previamente espolvoreado con spray desmoldante, cubrimos los laterales del molde con un paño húmedo o papel de aluminio todo alrededor, y horneamos a 180º, calor arriba y abajo, durante 40 minutos, aproximadamente. 

Una vez frío, bañamos con el almibar, rellenamos primero con la mermelada, y encima de esta cubrimos con el frosting de nata, así sucesivamente con cada capa.

Cuando tengamos rellena la tarta, la cubrimos con el frosting sobrante de nata, dejamos enfriar en el frigorífico hasta el día siguiente, que cubriremos con el fondant. 

Y como estamos en verano, y hace un calor inmenso para poder trabajar el fondant, y se hace muy difícil trabajarlo, os aconsejo terminar la decoración a primera hora de la mañana, y sobre todo, pese a lo que se dice por hay, mantener la tarta en el frigorífico, así en interior estará frío, y el fondant se endurecerá  lo suficiente para que la tarta aguante hasta su entrega.