domingo, 13 de marzo de 2016

TARTA PIPPI CALZASLARGAS


Recordamos una de las series infantiles tradicionales de la época de los 70 y 80, basada en los cuentos creados por Astrid Lindgren, quien comenzó la historia de Pippi en 1941, cuando su hija de siete años, enferma de los pulmones, le pidió que le contara un cuento, Lindgren se inventó así una historia muy fantasiosa,  basada en una niña huérfana, de cabello rojo y peinada en trenzas levantadas hacia arriba, muy imaginativa y rebelde, la niña más fuerte del mundo, con gran velocidad, que tiene dos amigos, Annika y Tommy, un caballo "pequeño tío" y su mono el "Sr. Nilsson". 

Y ahora que ya os he hecho recordar a la rebelde Pippi, os enseño la tarta decorada en me encargaron para este fin de semana, para una niña de dos añitos fan de esta niña pelirroja. 

La tarta esta compuesta por dos bizcochos de vainilla, bañados en almíbar de licor 43, la tarta base esta rellena de lemon curd y frosting de queso mascarpone, y la tarta de arriba esta rellena de mermelada de piña y mango y frosting de nata, la decoración es todo fondant sin alérgenos, bajo en azúcar, y cómo no! Las figuritas de Pippi y sus tropa de amigos.




Bizcocho de vainilla

3 huevos
100 gr. azúcar
1 yogur natural
1 cucharadita de vainilla
200 gr. harina con levadura
80 ml. aceite girasol

Mezclamos el azúcar con los huevos, hasta que doblen su volumen, añadimos el yogur, la vainilla y el aceite, y seguimos batiendo con la batidora de varillas o robot de cocina, por último añadimos la harina, que incorporamos poco a poco para que la masa no pierda volumen. 

Horneamos a 180º durante 30 minutos, en un molde previamente rociado de spray desmoldante o untado con mantequilla, recordad, usar papel de aluminio o un trapo alrededor del molde para hornear, así os crecerá parejo. 

Para esta tarta yo utilicé moldes de 4 cm. de altura, por lo que tuve que hacer tres, dos grandes y unos pequeño, luego los cortamos en capas para rellenar. 


Lemon curd

200 gr. azúcar
3 huevos
1 yema
200 ml zumo de limón
100 gr. mantequilla
Ralladura de un limón

En un bol echamos los huevo y la yema, añadimos el azúcar y batimos con una varillas hasta que esté bien integrado todo, 

En un cazo derretimos la mantequilla, echamos a la mantequilla los huevos batidos, el zumo de limón y la ralladura, mezclamos suavemente para que no se forme espuma.  Metemos la mezcla en el microondas durante un minutos, pasado el minutos sacamos y removemos con una cuchara de madera, repetimos la operación cuatro minutos más, sin olvidaros de remover la mezcla cada minuto. Cuando haya espesado, cubrimos con film transparente y dejamos enfriar, el film tendrá que estar pegado a la crema para que no se forme costra. 

Frosting de Mascarpone

300 gr. queso mascarpone
250 ml. nata vegetal

Montamos la nata junto con el queso mascarpone, hasta que tenga la consistencia suficiente para rellenar la tarta.

Almibar de licor 43

60 ml. licor 43
250 ml. agua
150 ml azúcar

En una cazuela ponemos a hervir el agua junto con el azúcar, cuando se haya disuelto el azúcar por completo, añadimos el licor 43 y apagamos el fuego. dejamos enfriar.

Para montar la tarta, cortamos los bizcochos en capas, los bañamos con el almíbar, y vamos rellenando primero con el lemon curd, sobre este echamos el frosting de mascarpone, así rellenamos dos capas, colocamos la última capa y cubrimos con el frosting restante el exterior de la tarta. 

Para montar la otra tarta, bañamos los bizcochos con el almíbar, rellenamos con la mermelada de piña y mango, echamos el frosting de nata por encima, repetimos la misma operación con la otra capa de bizcocho, colocamos la capa restante, y cubrimos el exterior de la tarta con el frosting restante. 

Dejamos enfriar en el frigorífico, mientras preparamos la decoración del fondant. 






Espero que os haya gustado tanto como a mi hacerla!