martes, 10 de diciembre de 2013

BIZCOCHO DE RICOTTA CON NUECES CARAMELIZADAS

Sé que en época Navideña, el postre que hace furor es el Panettone, pero igualmente hay gente que le resulta demasiado pesado, he querido hacer este bizcocho como alternativa, ya que en resposteria todo vale, y lo más importante es tener contentos a los comensales que nos acompañan en la mesa, sin duda, este bizcocho gustará a todos, con un ligero sabor a queso y acompañado de nueces caramelizadas ... y lo esponjoso que queda, además, podeís sustituir las pepitas de chocolate por frutas escarchadas, uvas pasas..

El queso Ricotta es un tipo de requesón, de origen italiano. De color blanco, sabor suave y textura blanda y granulosa, se puede utilizar tanto para postres o recetas saladas. A diferencia del queso, el requesón es un producto rápidamente perecedero. 

200 gr. azúcar
Ralladura de un limón
6 huevos
250 gr. queso Ricotta
150 gr. mantequilla pomada
300 gr. harina reposteria
1 sobre de levadura Royal
Sal
50 gr. pepitas chocolate
12 nueces
100 ml. agua
150 gr. azúcar
Aceite

Tamizamos la harina con la levadura y la sal.

Mezclmaos los huevos con el azúcar y la ralladura de limón. Batimos con varillas hasta que la mezcla blanquee.

Añadimos el queso y la mantequilla a la mezcla de los huevos, y mezclamos de nuevo hasta que este todo bien incorporado.

Añadimos la harina tamizada, poco a poco, y sin dejar de remover con las espátula para que la mezcla no se baje.

Con spray desmoldante cubrimos nuestro molde, echamos la mitad de la masa, y la mitad de las pepitas de chocolate, volvemos a echar la masa restante, y el resto de pepitas. 

Horneamos a 180º durante 45 minutos. Yo lo hornee sin turbo, y sin ventilador, con calor arriba y abajo.

Una vez frio, desmoldamos y espolvoreamos con azúcar glass.

Para caramelizar las nueces:

Ponemos en un cazo, el agua con el azúcar y dejamos que hierva, cuando empiece a hervir, añadimos las nueces peladas, y dejamos al fuego cinco minutos más. Sacamos las nueces y las freimos en aceite a fuego fuerte, cuando empiecen a dorarse las sacamos. 

Decoramos el bizcocho con las nueces.






No dejeís de probarlo!