martes, 12 de abril de 2016

PASTEL DE ARROZ BAÑADO CON CARAMELO AL BAYLIS

La base de una buena receta es seguir siempre las recetas tradicionales, pero con un extra, innovar, esto me ocurre a mi con el tradicional pastel de arroz, un postre típico vasco, que ya habeís visto más veces en mi blog, y una vez más os traigo la misma receta pero con un toque dulzón, bañado en caramelo casero, un manjar de dioses, 

Además, en esta receta he eliminado el azúcar refinado, lo he sustituido por dos cucharadas de leche condensada, que le da el toque dulce a la crema. He utilizado leche de soja, que  aporta un sabor almendrado al pastel. 

Además, lo servimos con un sirope de caramelo al baylis, apto para todos los públicos, ya que se reduce en la cocción el alcohol de  licor.

Vamos con la receta.

100  gr.  mantequilla vegetal
4 huevos
2 cucharadas de leche condensada
650 ml.  leche de soja
1 lámina de hojaldre
150 gr. harina de arroz
50  gr. harina de trigo

Mezclamos la leche de soja, con la leche condensada y la mantequilla en pomada, semiderretida, posteriormente añadimos los huevos, sin dejar de batir, por último añadimos las dos harinas, previamente tamizadas, mezclamos bien, con la batidora, yo utilizo la thermomix o el robot de cocina, dependido la prisa que tenga en ese momento, 

Cubrimos un molde con el papel de hornear, colocamos la lámina de hojaldre, pinchamos con un tenedor, para que no se hinche, echamos la crema, y horneamos a 180º durante 45 minutos, aproximadamente, lo mejor es estar pendiente del cuajado, ya que cada horno es un mundo, pasados los 30 minutos, es  mejor no perder de vista el pastel, ya que si os pasais de cocción, no quedará jugoso. 

Mientras tanto preparamos el caramelo casero. 


125 gr. azúcar
1/2 vaso de agua
25 ml baylis

En una sartén  echamos el azúcar, y ponemos a calentar. 

En un vaso mezclamos el agua, con el baylis, lo añadimos a la olla con el azúcar, moviendo la sartén para que se deshaga el azúcar. Cuando adquiera un tono dorado retiramos, y bañamos el pastel de arroz con el caramelo líquido. 








Un postre que no deja indiferente a nadie, os gustará seguro si o si.

BROCOLI CON GARBANZOS EN SOJA Y ESPECIAS & PASTEL DE SALMON CON VERDURAS

Verduras de temporada, en esta época, una de las verduras imprescindibles en cualquier cocina, es el brócoli, una verdura con pocas calorías, rica en fibra, magnesio, ácido fólico y vitaminas A y C, aporta componentes canticancerosos. Podéis utilizarlo como guarnición, acompañando a carne o pescado, combinarlo con pasta o con legumbres. 

Garbanzos
Brócoli
2 patatas
Semillas de sésamo
1 cucharada de tomate casero
1 cucharadas de salsa de soja 
1 cucharadita de cúrcuma
1 cucharadita de curry
2 dientes de ajo
50 ml aceite de oliva virgen extra 

Thermomix

Colocamos en el vaso de la thermomix el cestillo con los garbanzos, cubrimos de agua, ponemos la tapa y colocamos el varoma encima, dentro ponemos las patatas troceadas y el brócoli limpio y partido. Programamos 30 min/varoma/vel 1. 

Pasado el tiempo programado, sacamos a una fuente los garbanzos, el brócoli y las patatas, Reservamos el agua de garbanzos del vaso en una botella para preparar caldo o sopa, en el vaso añadimos el aceite y los ajos, troceamos 5 seg/vel 6, programamos 6 min/100º/vel cuchara, cuando acabe el tiempo añadimos la salsa de soja, el curry, la cúrcuma y el tomate casero, programamos 3 min/100º/vel cuchara,  Mezclamos este sofrito con las legumbres, el brócoli y las patatas, por encima añadimos las semillas de sésamo negro. 

Tradicional

En una olla, echamos las patatas troceadas y los garbanzos dentro de un cestillo, dejamos cocer 40 minutos, diez minutos antes de terminar la cocción añadimos el brócoli. Para cocinar todo en  conjunto. 

En una sartén, echamos el aceite, cuanto empiece a calentar echamos los ajos laminados, y dejamos dorar, añadimos la salsa de soja, el curry, el tomate casero y la cúrcuma, dejamos unos minutos al fuego bajo y retiramos, mezclamos con las legumbres, el brócoli y las patatas, servimos con semillas de sésamo negro.

Recordad, que los garbanzos tendréis que tenerlos a remojo en agua, una noche antes, para que se cocinen antes, o podéis utilizar garbanzos de tarro, yo suelo comprar unos que venden en el lidl, que son ecológicos, muy ricos. 







Me apasiona hacer quiches o pasteles salados con base de hojaldre, en esta ocasión, he combinado las verduras con salmón, un pescado azúl no graso, rico en omega-3, magnesio y yodo, por ponerle algun inconveniente a este pescado, es su contenido en purinas, que el organismo transforma en ácido úrico, por lo que en caso de sensibilidad a padecer gota, debéis reducir su consumo.

1 pimiento rojo
1 zanahoria
1 pimiento verde
1 puerro grande
1 cebolla
75 ml. aceite de oliva
4 huevos
200 ml. nata ligera
200 gr. requesón
2 rodajas de salmón 
Queso emmental

Thermomix

En el vaso de la thermomix, echamos las verduras, y troceamos, 10 seg/vel 5-6, echamos el aceite y programamos 15 min/120º/vel 1. Cuando falten cinco minutos para terminar el programa, añadimos por el bocal el salmón desmigado y sin espinas.  Reservamos este relleno dentro del cestillo, para que elimine la grasa sobrante del sofrito.

Sin limpiar el vaso, echamos la nata, los huevos y el requesón, programamos 15 seg/vel 4, mezclamos en un bol, esta crema con el relleno anterior. 

Cubrimos un molde desmoldante, con hojaldre, utilizando papel de hornear para que no se nos pegue, echamos la mezcla anterior, espolvoreamos queso emmental, y horneamos a 180º, calor arriba y abajo, cuando este el pastel cuajado y dorado retiramos del horno. 

Tradicional

Hacemos un sofrito con las verduras troceadas y el aceite de oliva, en el último minuto de rehogar, añadimos el salmón desmigado, dejamos unos minutos más al fuego, y retiramos.

Batimos en un bol, los huevos, la nata y  el requesón, cuando esté bien mezclado lo vertemos sobre las verduras, y mezclamos con una cuchara.

Cubrimos un molde desmoldante, con papel de hornear y una lámina de hojaldre, pinchamos el hojaldre, y echamos la mezcla anterior, espolvoreamos queso emmental, llevamos al horno a 180º, calor arriba y abajo, retiramos del horno, cuando esté cuajado y dorado. 

Un menú rico en nutrientes, nada aburrido, y lleno de color, quien dijo que comer era aburrido? 

miércoles, 6 de abril de 2016

PLUMCAKE GLASEADO DE LIMA CON SEMILLAS DE AMAPOLA

La lima es una fruta exótica y muy aromatica, con un sabor mucho más intenso que el limón, a mí personalmente me gusta mucho para usar en postres y para aderezar ensaladas. Así que, hoy un bizcocho con puro sabor a Lima, al que he añadido semillas de amapola y confeti de colores. 


2 limas
1 yogur natural 
200 gr harina con levadura
125 gr. Azucar Moreno
80 ml. Aceite de girasol
200 gr. Azucar glass
2 cucharadas de semillas de amapola
1 cucharada de confeti de colores 
1/2 docena de almendras laminadas 

Primero batimos los huevos con el azúcar, hasta que doble su volumen, añadimos los huevos de uno en uno sin dejar de batir, cuando estén bien integrados añadimos el yogur, la ralladura y el zumo de una lima, el aceite y batimos para integrar en la mezcla. Por último añadimos la harina, seguimos batiendo hasta que la masa no tendrá grumos.  Añadimos las semillas de amapola y el confeti de colores, mezclamos con una espátula. 

Echamos en un molde rociado con spray desmoldante, yo puse almendras laminadas por encima, horneamos  a 185 grados durante 35 minutos, o hasta que comprobéis que el bizcocho esta hecho. 

Para hacer el glaseado, rallamos una lima, sacamos el zumo, y mezclamos con el azúcar glass, junto con dos cucharadas de agua, no debe de quedar un glaseado muy espeso, pero tampoco líquido. Quizás necesitéis echar alguna cucharada extra de agua, dependiendo de cuánto zumo os haya salido de la lima. 

Cubrimos el bizcocho frío con el glaseado, y decoramos.






El desayuno perfecto junto a una infusión o café.