martes, 21 de agosto de 2018

PASTEL DE QUESO CON CARAMELO

Siempre que escribo un post nuevo, lo hago frente al ordenador con una película o música, es una pena que no pueda poner banda sonora a cada receta, porque haría resucitar si pudiese la música de los 60 a 90, heavy, rock, pop ... y es que tanto regaeton aburre  un poco, no se si a vosotros os pasará lo mismo, yo de momento para mis oídos ahora mismo que suene Queen! Y vamos con la receta!
Nueva tarta de queso, esta vez en forma de pudding o flan, sin horno, y bien fresquita para degustar en pleno verano, bajo un árbol o sombrilla. Me chiflan las tartas bien frías, esas que con cada bocado te refresca el paladar, y que no puedes dejar de comer, bocado tras bocado, pues eso, tarta altamente adictiva, os advierto. 

INGREDIENTES

22 sobaos
8 quesitos 
100 gran azúcar 
1litro de leche
1/2 cucharada de zumo de limón
2 sobres cuajada 

1. He preparado el caramelo con el azúcar y el limón, una vez rubio lo he echado al molde cubriendo toda la base. 
2. Introducimos  en el vaso 12 sobaos, los 8 quesitos, el azúcar, la leche y la cuajada, y programar 15 segundos, velocidad progresiva 5-10, tiene que quedar líquido y sin grumos, a continuación programar 8-10 minutos, 90 grados, velocidad 3 y 1/2

3. Echamos la crema en el molde, cubrimos con el resto de sobaos y refrigeremos durante mínimo cinco horas, hasta que esté cuajada. Servimos fría, dándole la vuelta a una fuente redonda., podéis acompañar con helado o galletas. 
















lunes, 20 de agosto de 2018

GARBANZOS CON JUDIAS ESPECIADAS EN SALSA DE CACAHUETE

Me estoy mentalizando de que ya se me han terminado las vacaciones, y hoy empiezo de nuevo a trabajar, he cargado pilas durante estos días, así que no me da pereza, pero seguro que dentro de un par de semana ya estaré pensando en el próximo puente o día libre. Seguro que vosotros os sucede lo mismo verdad? Además, creo que me da más pereza que mis hijas comiencen el instituto, aunque todavía estoy relajada, porque les queda un par de semanitas todavía.

Esta receta  bien podéis consumirla en caliente o en frío, tipo ensalada, ya que los garbanzos admiten múltiples variedades, y no pueden faltar en una dieta sana y equilibrada. 

El garbanzo es una legumbre con importantes cualidades culinarias y nutritivas. Rico en proteínas, almidón y lípidos, como el ácido oleico y linoleico, que son insaturados y carentes de colesterol. Además, es una gran fuente de fibra y calorías.  

La mejor manera de consumirlos es cociéndolos, y combinándolos con pasta, arroz, pescado, carne o verduras. Recordad, que antes de cocerlos, debemos dejarlos en remojo unas horas, e introducirlos en la olla cuando el agua todavía esté templado, y no haya empezado a hervir. 


INGREDIENTES


200 gr. garbanzos precocidos 
Judías verdes
2 ramitas de romero
2 cucharadas de salsa de soja
2 dientes de ajo
2 cucharadas de aceite de cacahuete
2 cucharadas de aceite de OVE
1 cucharadita de cilantro en polvo
1 cucharada de perejil picado
2 patatas

1. En una cazuela cocemos las judías con las hojas de romero, en agua hirviendo, cuando las judías estén casi cocidas, añadimos las patatas troceadas, y dejamos unos minutos al fuego hasta cocinar las patatas. 

2. En una sartén salteamos los garbanzos con los dos tipos de aceite, el ajo, el cilantro y el perejil, añadimos la salsa de soja, las judías con las patatas bien escurridas, y salteamos todo un par de minutos. 

3. Servimos, en frío o en caliente, si tenéis cacahuetes en casa podéis añadir un puñado  en el último minuto antes de servir, yo no lo hice porque no tenía en ese momento, en mi casa, los frutos secos vuelan a velocidad de la luz!








No dudéis en preparar esta sabrosa receta, ya me contaréis que os ha parecido. Por cierto, incluso a los más peques de la casa les encantará. 

BIZCOCHO DE MANZANA CON SALSA INGLESA

El bizcocho casero es uno de los dulces más socorridos, pueden comerse en el desayuno o merienda, o servir como postres después de una comida o cena, y para darle un poco de alegría podemos servirlo con una salsa inglesa de vainilla, no hay paladar que se resista a esta salsa. 
La salsa inglesa es una de las más populares en todo el mundo, aquí la conocemos como crema pastelera, con la única diferencia, que nuestra crema pastelera es más espesa, por eso la utilizamos principalmente para rellenos de tartas y pasteles o como cobertura, en cambio, la salsa inglesa, es más ligera, no del todo líquida. Se puede servir acompañando bizcochos, tartas, pasteles, en helados ...

INGREDIENTES

375 gr. de harina leudante
Una pizca de sal
Una pizca de clavo molido
Una pizca de nuez moscada
170 gr. de mantequilla
150 gr. de azúcar
3 manzanas
2 huevos
60 ml. de leche
2 cucharadas de azúcar glas
1. En un bol grande, mezclamos la harina tamizada junto con  la sal, el clavo y la nuez moscada.

2. Añadimos la mantequilla troceada y con la punta de los dedos vamos frotándola junto con la harina, hasta conseguir una textura como la de las migas de pan (no hay que amasar). 
Incorporamos el azúcar y mezclamos, pero sin amasar, que continúe quedando como las migas.

3. Pelamos las manzanas y las troceamos como en láminas no muy gruesas y las mezclamos con la mezcla anterior.

4. Batimos los huevos y los mezclamos junto con la leche. Incorporamos a la mezcla de las manzanas y removemos el conjunto hasta que nos quede una masa espesa y veamos que está toda la harina completamente integrada.

5. Llevamos a un molde rociado con spray desmoldante, horn3amos precalentado a 190º unos 45 minutos o hasta que pinchándolo con un palillo, este salga seco.

Dejamos reposar unos minutos antes de desmoldar.

6. Servimos bañado en salsa inglesa de vainilla.







 INGREDIENTES


300 ml leche
3 yemas de huevo
50 gr. azúcar 
Esencia de vainilla

1. Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la thermomix,  programamos 8 min/90/vel 4.
Si no tenéis thermomix, podéis cocinarla en una cazuela a fuego bajo. 

2. Echamos la crema en un bol, y lo sumergimos en otro bol, con agua y hielo, para que vaya enfriando, removiendo de vez en cuando. 

3. Podéis conservarla en el frigorífico, como mucho durante de 3 días. 




Una última recomendación, no dudéis en servir esta salsa con un rico brownie! Para chuparse los dedos! Además, podéis darle un toque distinto, añadiendo a la salsa algún licor.