martes, 3 de julio de 2018

ALBONDIGAS DE QUINOA

Una receta para evitar consumir tanta carne, las albóndigas es una de las recetas más consumidas en el mundo, así que esta vez vamos a preparar una albóndigas más sanas y nutritivas con verduras y quinoa, la cual nos aporta mucha fibra, omega 3, potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc. 

INGREDIENTES


1 pimiento rojo
1 pimiento verde
50 ml aceite OVE
2 dientes de ajo
1 taza de quinoa cocida
1 cebolla
1 zanahoria
1 cucharada de salsa de soja
50 ml vino blanco
200 ml caldo de verduras
50 gr. pan rallado
1 cucharada de perejil picado
1/2 cucharadita de nuez moscada

1. En una sartén preparamos un sofrito con los pimientos, el ajo y el aceite. Cuando esté hecho el sofrito añadimos la quinoa cocida y la salsa de soja, dejamos unos tres minutos a fuego medio. Retiramos del fuego y añadimos el pan rallado, mezclamos bien para integrarlos en la masa, dejamos enfriar para que la masa tome consistencia.

2. Mientras tanto preparamos la salsa, sofriendo la cebolla y la zanahoria, añadimos el vino blanco, dejamos reducir y después añadimos la nuez moscada, el perejil y el caldo de verduras, dejamos cocinar a fuego media durante quince minutos, pasado ese tiempo trituramos con la batidora. 

3. Vamos dando forma a las bolas ayudándonos de un poco de harina, freímos las albóndigas en una sartén con aceite. Después echamos las albóndigas en una cazuela con la salsa de verduras preparada anteriormente, cocinamos unos cinco minutos para que las albóndigas se empapen del sabor de la salsa. 

4. Servimos calientes acompañadas con una guarnición de patatas panadera.





Como veis tienen la misma apariencia que las que hacemos con carne, además, quedan tiernas y jugosas, con un ligero sabor a quinoa. 

viernes, 22 de junio de 2018

BIZCOCHO DE AGUACATE CON TE MATCHA

Este bizcocho lo tenía en mente para hacer desde hace mucho tiempo, buscando nuevos sabores para nuestros postres, e incorporar ingredientes que se utilizan poco en repostería, me divierte mucho combinar nuevos sabores, aunque, no creáis, siempre pienso que tengo ideas un poco locas, un pastel sin huevo, ni lácteos, ni gluten, lo cual lo hace aún más especial.




INGREDIENTES


2 Aguacate
120 gr. azúcar coco
2 yogures de coco
80 ml aceite girasol
100 gr. harina de arroz
100 gr. harina de maicena
1 cucharadita de levadura sin gluten (muchas marcas no lo llevan)
Ralladura de un limón
1 cucharadita de espirulina
1 cucharada de te matcha
  

1. Lo primero que haremos será tamizar las harinas con la espirulina y el te matcha, reservamos.

2. Batimos el azúcar con los aguacate,  añadimos el aceite, y posteriormente el yogur y la ralladura de 1/2 limón, Mezclamos con la batidora, el siguiente paso será incorporar los ingredientes secos sin dejar de batir.

3 Horneamos a 180º, durante 35 minutos aproximadamente, recordar rociar el molde con spray desmoldante, y envolver el molde en papel de aluminio, truquitos que no debéis de olvidar para lograr un bizcocho perfecto.

Para decorar el pastel, he hecho un glaseado verde espectacular, no he utilizado ningún colorante, ya que la espirulina y el té matcha aportan un color verde muy natural.









INGREDIENTES


40 ml agua 
200 gr. azúcar glas
1 cucharadita té matcha
1 cucharadita de espirulina.

1. Ponemos todo los ingredientes en el robot de cocina, y batimos enérgicamente hasta conseguir una crema suave y cremosa.

2- Decoramos el  pastel cubriéndolo con el glaseado y decorando  con perlitas de color blanco y verde.

Un bizcocho diferente con el cual sorprenderéis tanto por su sabor como por su esponjosa textura, además, muy nutritivo gracias a las propiedades que le aporta el té matcha, y las proteínas que tiene la espirulina, un algo de color verde, calificado por la OMS como un superalimento, también podéis encontrar espirulina azul, pero en esta receta nos va mejor la verde. 





domingo, 10 de junio de 2018

TARTA DE LIMON CON MERENGUE


Una tarta refrescante para el postre del domingo, el relleno de limón  hace esta tarta exquisita, y advierto, es altamente adictiva.  Esta tarta se viene consumiendo desde el siglo XVII, la receta más antigua fue atribuida a Alexander Frehse, un panadero suizo. 

INGREDIENTES

Base
300 gr. harina
150 gr. mantequilla fría
70 ml  agua fría

Lemon Curd
4 yemas de huevo
350 ml agua
Zumo de un limón
150 gr. azúcar
Ralladura de un limón
50 gr. maicena

Merengue
4 claras de huevo
Gotas de limón
200 gr. azúcar

1. Preparamos la masa quebrada colocando todos los ingredientes en el vaso, damos un golpe de turbo y mezclamos 15 seg/vel 6. Hacemos una bola con la masa y reservamos en el frigorífico envuelta en film transparente, durante 15 minutos, pasado ese tiempo cubrimos la base del molde con la masa, pinchamos con un tenedor y  horneamos a 180º, calor arriba y abajo, durante 20 minutos. 

2. Mientras se hornea la base, preparamos la crema de limón, poniendo en el vaso de la thermomix el azúcar y la ralladura de limón, programamos 10 seg/velocidad progresiva de 5 a 10, añadimos el agua, el zumo de limón, las yemas de huevo y la maicena, programamos 6 min/90º/vel 2. Reservamos hasta que temple. 

3. Para hacer el merengue, colocamos la mariposa en el vaso y echamos  las claras de huevo, el azúcar, y una gotas de limón, programamos 4 min/50º/vel 3,5, para lograr un merengue más consiste volvemos a programar 4 min/vel 3,5. 

5. Ya tenemos todos los pasos hechos para montar la tarta, rellenamos el molde con la base quebrada cubriéndolo con la crema de limón, extendemos y decoramos con el merengue suizo, llevamos la tarta al horno para hornear el merengue, modo gratinado hasta que el merengue esté dorado, sin llegar a quemarse. 












Apetecible verdad? un postre que pasará a ser uno de vuestros favoritos.