domingo, 24 de julio de 2016

CHAMPIS AL AJILLO

Por falta de tiempo, no estoy publicando menús, pero ya volveré con ellos, no os preocupéis, hoy os traigo una receta imprescindible como acompañamiento para cualquier tipo de carne. 

50 gr. aceite de oliva 
500 gr. champiñones limpios y laminados
1/2 cebolla picada
4 ajos picados
Sal al gusto
50 ml. vino blanco

Echamos en el vas el aceite, programamos 5 min/varoma/vel 1.  Añadimos los ajos y la cebolla, sofreimos 8 min/varoma/vel 1. PAsado ese tiempo trituramos, 6 seg/vel 5-9, ponemos la mariposa en las cuchillas, añadimos los champiñones, sal y rehogamos 12 min/varoma/velocidad cuchara giro a la izquierda. Pasado ese tiempo, añadimos por el bocal el vino blanco, y programamos 3 minutos/varoma/vel cuchara giro inverso. 


Si no tenéis thermomix, podéis hacer esta receta siguiendo las mismas indicaciones anteriores, pero sofriendo y rehogando en una sartén o cazuela, es muy sencillo. 




YOGUR NATURAL BIO


Ya estoy a vueltas con mi nueva yogurtera, me he propuesto hacer cada semana yogures para consumir en casa y no comprarlos, para adaptar a la receta tanto el azúcar como la grasa que yo desee aportar, además de elegir yo el sabor añadiendo frutas de temporada.

Para esta primera opción me he decidido por hacer unos yogures naturales Bio, utilizando leche Bio y un yogur bio que podéis encontrar en el lidl, sin conservantes, 

1 litro de leche Bio
1 yogur natural Bio
1 cucharada de Stevia en polvo

Mezclamos el yogur con la stevia y la leche, echamos en los frascos de la yogurtera, y dejamos cuajar durante 8 horas, pasado ese tiempo, tapamos los tarros y dejamos 4 horas en el frigorífico antes de consumir. 

Este yogur no necesita azúcar al consumir, ya que al añadir la stevia lo endulzamos un poco, podéis tomarlo con cereales o frutas, está delicioso, además tiene una textura consistente, como los yogures de toda la vida. Antes utilizaba leche en polvo en mis recetas de yogures, pero esta vez no la he utilizado y el resultado ha sido fantástico, yo creo que ha sido por la leche, pero bueno, podéis probar. 






domingo, 10 de julio de 2016

CHEESECAKE DE RICOTTA Y TE VERDE CON SALSA DE TOFFEE


Me apasionan las tartas de queso, en cualquiera de sus variedades, horneadas, frías ... Con fruta, gelatinas ... La receta que os traigo hoy es una combinación de ricotta con té verde, otra de mis pasiones: las infusiones. Y si a esto le añadimos una cobertura de salsa de toffee ... Ya ni os cuento! Una delicia! 

235 gr hay ellas integrales
50 gr cereales de espelta
50 gr mantequilla derretida 

Trituramos las galletas con los cereales, y mezclamos con la mantequilla, firmamos una masa, cubrimos la base del molde con ella, y reservamos en el frigorífico. 

600 gr queso ricotta
200 gr azucar 
4 huevos 
60 gr maicena
Infusion té verde 

Batimos el queso con el azúcar, añadimos los huevos de uno en uno sin dejar de batir, añadimos la maicena y la Infusion de té, batimos suavemente hasta incorporar todos los ingredientes. 

Echamos la crema de queso en el molde,  horneamos a 175 grados hasta que esté cuajado, unos 40 minutos, el pastel debe quedar con una textura de flan, al enfriar terminara de cuajar, a mí me gusta hacerlo de un día para otro, para lograr una textura perfecta. 

Si no os gusta el té verde podéis sustituirlo por zumo de limón. Pero el té ayuda a reducir el dulzor del toffe suavizando su sabor, y potenciando el sabor del ricotta. 

Podéis decorar con bombones, caramelos o Macarons.




Ya sabéis, tarta de queso sí o si!