domingo, 20 de mayo de 2018

CHEESECAKE RED VELVET

Tenía pendiente de hacer esta tarta, como gran apasionada de las tartas de queso, he querido combinar  dos tartas impresionantes en sabor y  textura suave, el bizcocho red velvet tiene una sabor ligero a chocolate.

INGREDIENTES


Base de red velvet

200 gr. remolacha cocida
Zumo de 1 limón
2 cucharadas de vinagre
125 gr. yogur griego
125 gr. mantequilla 
200 gr. azúcar coco
2 huevos
1 cucharada de aroma de vainilla
1 cucharada de cacao puro en polvo
250 gr. harina leudante (levadura incluida)

1. Precalentamos el horno a 150º.

2. Pelamos y troceamos la remolacha, colocamos en la licuadora o robot de cocina y trituramos. Agregamos el zumo de limón, el vinagre y el yogur griego, batimos hasta obtener una crema fina.

3. En un bol, batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una crema homogénea.

4. Añadimos los huevos de uno en uno, luego añadimos el puré de remolacha reservado y la vainilla, añadimos la harina previamente tamizada con el cacao, batimos unos minutos para integrar todos los ingredientes secos a la masa.

5. Echamos la masa en el molde previamente rociado con spray desmoldante, horneamos 40 minutos.

Relleno de Queso

400 gr. queso mascarpone
1 yogur griego
100 gr. azúcar de coco
3 huevos
40 gr. harina
150 ml. nata 
1 cucharadita de aroma de vainilla

1. Batimos los huevos con el azúcar, hasta que doblen su volumen.

2. Añadimos la nata, el queso, el yogur y la vainilla, y batimos hasta mezclar bien todos los ingredientes.

3. Por último añadimos la harina y mezclamos con las varillas hasta que desaparezcan los grumos.

4. Cubrimos el molde con papel de horno, echamos la crema de queso y horneamos a 180º durante 30 minutos.

Para montar la tarta, una vez frías, colocamos como base el bizcocho de red velvet y encima la tarta de queso, terminamos de decorar con mermelada de moras, la mermelada es opcional, podéis usar la que más os guste, e incluso, ponerle una cobertura de chocolate blanco o negro.














Normalmente las bases de las tartas de queso suelen ser crujientes ya que se preparan con galletas, pero a veces hay que lanzarse a la aventura e innovar un poco, y el resultado ha sido increíble, la base de red velvet es muy esponjosa por eso combina muy bien con la tarta de queso, si queréis poner otro tipo de bizcocho utilizar una receta que sea muy esponjosa.

sábado, 19 de mayo de 2018

CREMA DE VERDURAS CON UN TOQUE FRANCES


Hoy os traigo una receta diferente para una crema de verduras con un toque francés, la mostaza a la antigua MAILLE, con una textura granulada y un sabor ligeramente picante, conseguiréis realzar el sabor de vuestras recetas con una sola cucharadita, indicada para carnes, ensaladas, aliños y verduras. 

INGREDIENTES 


2 calabacines
3 zanahorias
1 cebolla
2 patatas grandes
1 cucharadita de cúrcuma
1 cucharadita de mostaza Maille
40 ml aceite de oliva VE
Sal
1 cucharadita de Hinojo en polvo
1 cucharada de Creme Freiche
Agua
Parmesano 
Perejil

1. Lo primero que haremos será trocear las verduras, y rehogarlas con el aceite en una cazuela.

2. Añadimos las patatas, la cúrcuma, el hinojo en polvo y el las cubrimos de agua y la sal, las dejamos cocer durante 30 minutos.

3. Una vez cocidas retiramos parte del agua, y trituramos con una batidora. 

4. En un bol, mezclamos la creme freiche con la mostaza. Añadimos esta crema al puré de verduras, servimos caliente con un poco de parmesano rallado y perejil picado. 







A veces un toque arriesgado puede dar un giro de sabor una receta tradicional, os sorprenderá el sabor que le aporta la mostaza antigua Maille.

domingo, 13 de mayo de 2018

ESPAGUETIS CON ESPINACAS Y PARMESANO

Sabores diferentes para recetas básicas, es lo que intento conseguir con este tipo de recetas, la pasta es uno de los ingredientes que más gusta en casa, pero muchas veces, la imaginación no fluye y siempre acabamos preparando pasta con tomate o con bechamel, pero la pasta, también tiene un sabor riquísimo sin añadir ningún tipo de salsa.

A mi personalmente, me encanta la pasta con un poquito de aceite y sal, o mantequilla, y en casa también se han acostumbrado a comerla así de vez en cuando, tiene un sabor natural muy rico. 


INGREDIENTES

300 gr. espaguetis
Espinacas
Pimiento rojo
1 cucharada de salsa de soja
50 gr. mantequilla
1 cucharada de cilantro en polvo
Orenago
Sal
Queso parmesano


1. Lo primero que haremos será cocer los espaguetis en agua con sal.

2. Mientras tanto, sofreímos el pimiento rojo y las espinacas con un poco de aceite, al final del sofrito añadimos la salsa de soja.

3. En una cazuela, al fuego, ponemos la mantequilla  y añadimos los espaguetis, el cilantro en polvo y el orégano, calentamos unos minutos, y añadimos el sofrito anterior.

4. Servimos caliente, con un poco de queso parmesano rallado.





Aunque no os guste cocinar, os encantará esta receta, con ingredientes básicos, que aportan mucho sabor a la pasta, manteniendo el sabor original de esta. 


En el próximo post, os contaré un poco de mi última escapada a Francia, a la región de Aquitania, publicaré una receta típica de allí, y os mostraré sus pastelería y repostería, no os lo perdáis porque babearéis con sus dulces.