lunes, 1 de septiembre de 2014

BARRITAS DE CEREALES CON ARANDANOS

Hace ya un tiempo que no publico nada en la sección light del blog, asi que hoy empiezo con un tempempie rápido para comer en esos momentos del día en que el hambre acecha.

120 gr. harina de espelta integral
90 gr. copos de avena
20 gr. salvado de avena
75 gr. panela o azúcar moreno
90 ml. aceite girasol
100 gr. mermelada de arándanos casera sin azúcar
25 gr. arándanos picados

Lo primero que haremos será mezclar los arándanos con la mermelada.

En un bol, mezlcámos la harina con la avena, el azúcar y el aceite. Mezclamos con las manos hasta que se integren todos los ingredientes, quedarán una masa con forma de migas.

Forramos un molde cuadrado con papel vegetal, y cubrimos con parte de la masa, aplastando bien. Echamos por encima la mezcla de arándanos, y terminamos de cubrir con el resto de la masa de cereales, aplastando de nuevo.

Horneamos unos 40 minutos a 180º.

Dejamos enfriar y cortamos en porciones rectangulares, guardar en una caja metálica, se conservan durante 2 semanas.



Como veís no es tan difícil hacer una barritas de cereales, además podéiss variar el sabor de la mermelada.

martes, 26 de agosto de 2014

PAN DE CEBOLLINO, AJO Y ACEITE DE SESAMO

Dice el refranero español: Pan caliente, hambre mete!; Dónde pan comes migas quedan!... Cuánta razón!Y es que es ponerse hacer pan, amasar ... y ya te entra hambre, y no digamos ya cuándo empieza a hornearse, qué olor!... no hay quien se resista ya cuando lo sacas del horneado, lo colocas en la rejilla para que se enfrie ... y zassss! Antes de que se temple, ya has cortado un pedacito! Y es que el pan caliente es pura tentación! 

El pan es un alimento básico desde hace siglos en numerosas culturas, de distintos sabores, distintas texturas, distintos olores, más o menos tostado. Desde luego, a mi parecer deberíamos desechar cualquier dieta que no permita comer pan, ya que podemos adaptarlo en beneficio de nuestra salud, gracias a los distintos ingredientes que encontramos en el mercado. Hoy en día, tenemos a nuestro alcance, diferentes tipos de harinas, levaduras, leche, aceites, mantequilla, etc... y podemos darle es sabor que más nos guste para acompañar diferentes menús.

Hoy me he decido hacer un pan de ajo. Si, ya tenemos receta de pan de ajo en el blog, pero este es algo diferente, porque hemos añadido dos ingredientes que aportaran mucho sabor al pan. 

Uno de ellos es el cebollino, una hierba francesa con un sabor muy parecido a la cebolla, pero más suave que esta. Es muy digestivo y  antióxidante. Puede añadirse a los pescados, salsas, recetas con huevo, potajes, ensaladas ...

El otro ingredientes es el aceite de sésamo, contiene una elevada composición de ácidos grasos poliinsaturados y concretamente de la gran cantidad de omega6, muy beneficioso para nuestra salud. 

Realmente, es cierto ese dicho de: somos lo que comemos. Aunque a veces, deberíamos decir: somos lo que nos enseñan a comer. Quiero decir, y por lo menos en mi caso personal, nuestros padres nos enseñan a comer sano, logicamente, lo que ellos creen que es sano: fruta, verdura, carne, pescado ... pero en algunos casos, hasta ellos mismos desconocen muchos de los alimentos que deberíamos incluir en nuestra dieta y que por desconocimiento no lo hacemos. Por ejemplo, yo desde pequeña aprendí a comer de todo, pero es ahora, hace unos añitos, cuando empecé a conocer un poco más otros alimentos que nunca antes había probado, porque en  mi casa no se cocinaba eso. En resumen, todo esto para deciros que os aventuréis a cocinar y a probar! Porque lo que cocinemos nosotros cocinaran nuestro hijos en un futuro.

200 gr. harina de trigo
100 gr. harina de fuerza
100 ml. agua
100 ml. leche de soja
Pizca de sal
1/2 sobre de levadura panaderia en polvo
Cebollino
2 dientes de ajo 
1 cucharada de aceite de oliva
1 cucharadita de aciete de sésamo
Semilla de sésamo

Troceamos los ajos y el cebollino en un bol, añadimos el aceite de oliva y el aceite de sésamo, removemos, y dejamos reposar mientras preparamos la masa.

Esta vez, he utilizado la panificadora para hacer el pan. Así que lo primero que haremos será echar los ingredientes líquidos en la cubeta: agua y leche de soja. Seguidamente echamos los ingredientes secos: harina de trigo, harina de fuerza, sal y levadura, cada uno en un lado de la cubeta. Programa 1, tostado medio, 750 gr. de peso.

Cuando la panificadora avise añadimos la mezcla de cebollino, ajo y aceites, se integrará todo en la masa. Y acontinuación la panificadora hará el resto. Yo eché semillas de sésamo por arriba antes de que la masa comenzara  a levar. 

Otra cosita, no he puesto la cantidad de cebollino, podeís añadir la que deseeis, a gusto de cada uno, y el ajo, yo puso dos, pero eso podeís variarlo también, dependiendo de  vuestra pasión por el sabor del ajo. A mi me gusta bastante, y creo que con dos basta, pero eso ya cada uno elige.

Si no teneís panificadora podeís seguir los pasos a la manera tradicional: haceís un volcán con las harinas, mezclaís el agua, la leche y la levadura, y lo añadís a las harinas, amasaís hasta que se integren bien todos los ingredientes, y la masa se despegue de las manos. Entonces, estiraís un poco la masa, y echaís la mezcla de cebollino, ajo y aceites, y volveís amasar. En este punto, la masa quedará pegajosa, podeís añadir un poco de harina para seguir amasando, pero no mucha, podeís hacerlo con una cucharilla pequeña de harina, hasta que la masa vuelva a despegarse de las manos. Colocaís la masa en un molde de pan, hasta que doble su volumen, y luego a hornear, a 200º, durante 40 minutos, aproximadamente, tendreís que vigilad el tostado. 






No me digaís que no os apetece darle un bocado a esa miga? Un pan con mucho sabor, ideal para hacer sandwich de todo tipo, con salmón, queso de cabra ...

SMOOTHIE PIÑA COLADA (SIN)

Comienzo la semana con una  refrescante y sana receta, el famoso batido tropical de piña colada, sin lactosa. 

Este veranito nos hemos aficionado a los batidos de frutas o verduras, o combinados los dos, para desayunar o merendar, tomarlos recién hechos son una delicia. Veremos a ver si con la vuelta a la rutina, los horarios y las prisas podemos seguir tomándolos! 

Siempre hago los batidos con yogures vegetales o leche vegetal, pero podeis sustituirlos por otra que vosotros consumáis. 



1 piña cortada en trocitos
8 yogures de soja
2 cucharadas de sirope de agave
2 cucharadas de coco rallado
1 vaso de leche de coco o agua de coco

Metemos todos los ingrediente en el vaso de la batidora y trituramos a máxima potencia.







Al servir bien frío, añadir canela en polvo o coco rallado. 

Disfrutad de lo que queda de veranito, y ánimo con la vuelta a la rutina. Yo ya llevo dos dias de madrugón, y como cuestaaaa!